Coronel Guillermo Alfredo Benavides Moreno, tenientes Yusshi René Mendoza Vallecillos, José Ricardo Espinoza Guerra, subteniente Gonzalo Guevara Cerritos, subsargentos Ramiro Antonio Ávalos Vargas, Tomás Zarpate Castillo, cabo Ángel Pérez Vásquez, y soldado Óscar Mariano Amaya Grimaldi enfrentaron el juicio en su contra por la masacre de los jesuitas.

El juicio ¿ficticio?: Recuerdos de infancia, una novia embarazada e inyecciones para aliviar los nervios

Cada sesión de la vista pública se la pasaban con la mirada clavada en el techo. Uno de ellos recuerda que miraba hacia el plafón que estaba pintado de blanco y salpicado de pequeños puntos negros… Mientras el juez, los abogados y los fiscales hablaban y hablaban, uno de los comandos trataba de contar las manchas negras en el techo. ¿Ya todo estaba decidido?

Escena de la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras, asesinados el 16 de noviembre por miembros del batallón Atlacatl

El asesor norteamericano que dijo al FBI que sabía que asesinarían a los Jesuitas

-- Pues, hoy es viernes  12 de enero de 1990 y es aproximadamente la una de la tarde. Esta investigación es concerniente a la muerte de los padres jesuitas en El Salvador, ocurrida el 16 de noviembre de 1989. -- Correcto… Así comenzaba el interrogatorio que el 12 de enero de 1990 le hacía el agente especial Paul H. Cully al mayor Eric Warren Buckland sobre el asesinato de los jesuitas de la UCA-

Juicio contra seis militares implicados en la masacre de seis sacerdotes jesuitas

“Lo hice yo… ¿Qué puedes hacer para ayudarme? ¿Qué podemos hacer sobre esto”

Después de disparar a tres sacerdotes, el soldado Pilijay se bebe tranquilamente una cerveza. El jefe de los comandos del Atlacatl hace un reclamo minutos después de cometer la masacre. Semanas después, un coronel salvadoreño le cuenta a un mayor estadounidense quién había dado la orden de matar a los jesuitas.

“Se acabaron la Lotería estos malías”

De los 18 años que tiene de vender billetes de lotería, en los último nueve no ha vendido ningún premio grande. La venta ha bajado, dice, porque la gente no tiene confianza en la honestidad de esa institución. Escucha en el vídeo lo que responde un transeúnte a quien le ofrece billetes de lotería.

Escena de la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras, asesinados el 16 de noviembre por miembros del batallón Atlacatl

“Satanás, vos con tu patrulla te vas a dar la misión”

Mientras sus compañeros cometen una masacre, el soldado Chachuama (apodo) da cuenta de lo que halla en una refrigeradora de la residencia de los sacerdotes; cuando ve que el soldado Pilijay ya ha matado a tres jesuitas, saca una cerveza y se la ofrece; éste se la bebe con la misma frialdad con que segundos antes había cometido los tres homicidios.

¿Será China el plan B de corruptos salvadoreños?

Más que atraer beneficios para la economía salvadoreña, parece que lo que se busca es hacer de China lo que Estados Unidos fue para muchos funcionarios y exfuncionarios corruptos de gobiernos latinoamericanos durante la Guerra Fría: un lugar donde vivir y disfrutar tranquilamente de sus fortunas malhabidas sin tener que rendir cuentas por robar dineros públicos o violar derechos humanos.

“Vamos a caer; nos vemos en el techo de la embajada, al estilo Saigón”

En la noche del 15 de noviembre, los militares que dirigen la guerra están tan preocupados que uno de ellos, un general, ordena a todos los generales y coroneles presentes en una reunión, tomarse de las manos y hacer una oración. Los asesores militares también creían que tendrían que abordar helicópteros desde el techo de la embajada Americana, como en Vietnam,

Otras Noticias